Balance…

Nadie me va a quitar la ilusión por esta navidad. Lo primero porque posiblemente será la última que pases a nuestro lado y prometo aprovecharla hasta el último minuto. Lo segundo porque estoy deseando decirle hasta nunca al 2015, que no se ha portado demasiado bien conmigo. La tercera porque el año que entra traerá consigo muchos cambios que estoy deseando desde hace tiempo.

Como siempre por estas fechas nos planteamos hacer balance del año, pensando en las cosas buenas y las cosas malas que nos han pasado. A pesar de haber cumplido por primera vez muchas de las metas que me había propuesto, no me siento completamente satisfecha. Han faltado muchas cosas, sobre todo personales. Pero de todo se aprende y debemos hacer una lectura positiva siempre.

Lo primero de todo, este año sí que me ha servido para saber quién va a estar siempre a mi lado sin excusas. A los que estéis leyendo esto, no hace falta que diga nombres porque sabéis perfectamente quienes sois. No puedo terminar el año sin daros las gracias por los consejos, los abrazos y los momentos que me habéis regalado. Gracias por dármelo todo sin pedir nada a cambio. Y ojalá, esos cambios que llegan el próximo año… no os cambien nunca a vosotros ni os alejen de mi lado.

Este año me ha servido para cerrar historias que estaban sin terminar y para reabrir otras que nunca tuvieron que haber sido escritas. Al menos ahora ya lo sé y puedo hacer algo con ello. A pesar de los rompederos de cabeza que me han dado, de las noches sin dormir y de las confusiones de sentimientos… no me arrepiento de nada de lo que he vivido. Solo ha servido para tener más claro que nunca lo que quiero en mi vida y lo que no. Y así, eliminar todo aquello que no hace más que envenenar mi cabeza.

Así que, a todos esos que no habéis hablado claro (y ya no me refiero solo a los que no me han hablado claro a mí, sino en general), a todos los que habéis pensado en vosotros mismos sin importaros si hacéis daño a las personas de vuestro alrededor, a todos los que no hacéis lo que queréis hacer por miedo… mi consejo para este año es que intentéis ver más allá de vosotros mismos y aprendáis a mirar más a vuestro alrededor. Pero sobretodo que aprendáis a escucharlo.

En cuanto a mi familia, no podemos decir que haya sido el mejor año para nosotros. Pero al menos permanecemos todos juntos, que es lo realmente importante. Y si algo estoy deseando a día de hoy, es seguir viendo como os superáis cada día, haciéndole frente a todos esos monstruos que no paran de meterse por medio de nuestro camino.

En fin, que, aunque hubiera preferido que las cosas me fueran mejor en muchos aspectos, no puedo quejarme. Y no puedo hacerlo porque tengo mucha suerte de tener unos amigos incondicionales. Y, sobre todo, una familia que ya quisieran muchos. Simplemente espero que además de tenerlos en el 2016, también consiga todas esas cosas que creo que de una vez por todas me merezco.

¡Feliz año!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Balance…

  1. amca0808 dijo:

    Como todo balance tiene entradas y salidas, pérdidas y ganancias… Pero balance al fin con un saldo.
    Me aparece fantástico eso que estableces como primero Nerea, y es de saber ya con quien cuentas hasta el final. Si para conocer eso pasaron cosas difíciles este año, bien que valió la pena y brindó por tu felicidad para el próximo año.
    No todo salió como esperábamos, pero si como necesitábamos.
    Abrazo de final y comienzo de año.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s