… para dudar.

Y ahí me encontraba yo, luchando contra el dragón más grande de todos. Solo tuve que mirarle a los ojos directamente para saber que en algún momento iba a vencerlo. Me había costado tanto llegar hasta ahí que iba a disfrutar ese instante como nunca antes lo había hecho.

Y todo por amor. Todo porque el día que le vi por primera vez se me paró el mundo. A partir de ahí todo empezó a tener sentido si estaba cerca. Cada mañana era una nueva oportunidad para hacerle sonreír de la manera más estúpida. Cada noche un nuevo momento para disfrutar todos y cada uno de sus besos. Todo porque él y yo juntos aprendimos a ser libres y a volar de la mano.

No podía consentir que aquel dragón siguiera intentando matarlo una y otra vez sin descanso.  Sin tregua. No me quedó más remedio que tomar una decisión que me gustara o no iba a cambiarlo todo. Tenía que alejarme de él para devolverle la vida.

dragon_vs_unicorn_battle_carina_cel_larsson_by_killosi-d8o8fpi

Publicado en Relatos, Sin categoría | Etiquetado , | 2 comentarios

…Y hacer del caos un arte.

Cuatro mil días después de aquel año obcecado detecto que al fin te dignaste a cumplir con la cita inaudible. Y me alegro .. y me enfado a la vez.
Después de estudiar con cuidado este caso ejerciendo a la vez de fiscal y abogado, de juez imparcial, sentencio lo nuestro. Diciendo que el fallo más grande pasó por guardar solamente los días más gratos y olvidar los demás.
Mirarte de frente. Admito en voz alta… que no pocas veces he sido tentado
en coger mi esperanza y lanzarla sin más a la fosa común, donde yacen los sueños que nos diferencian.
Tal vez, ¿has pensado en renunciar? Yo aún no. Hada helada en vuelo inerte, tú nunca cambiarás. Hada helada en vuelo inerte, tú nunca caerás.
Tal vez, ¿has pensado en crecer más? Más no. Tal vez, ¿te conseguiste equilibrar? Yo aún no.

Vamos a correr el gran sprint final y al cruzar la línea los dos ganarán.
Voy a romper las ventanas para que lluevan cristales. Ven a romper las ventanas, ven a gritar como antes. Ven a romper las ventanas y hacer del caos un arte. Voy a romper tus ventanas y voy a entrar como el aire.

Voy a romper las ventanas- Love of lesbian

Publicado en letras | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

…para despedidas.

“Hace tiempo que quiero decirte algo, pero nunca he tenido el valor suficiente para hacerlo. Quizá este es el momento. Y por esto te escribo esto, mientras intento convencerme de que debo renunciar a ti.

Te pediría y me pediría perdón por tantas cosas… Pero no te confundas. Jamás lo haría por haberte querido sin darme casi cuenta. Solo pronunciaría un lo siento por no haber encontrado la manera de llegar a ti, porque te aseguro que nos hemos perdido algo demasiado grande. Ni si quiera puedes llegar a imaginártelo.

He intentado buscar la forma durante meses, incluso años. Pero dicen que los atajos nunca son la mejor opción, y por eso no estuvo bien empezar por el final. Nos saltamos todo lo bonito. Y cuando quisimos recuperarlo era demasiado tarde.

Siento pronunciar estas palabras, porque significa que no he logrado mi meta. Mi mejor opción siempre fue decirte un te quiero sin excusas, pero supongo que el miedo me atropelló por el camino, quedando solo un hilo de voz. O un susurro. O yo que sé.

No espero que contestes ni digas nada. Solo quería terminar esto sabiendo a ciencia cierta que sabes lo que siento. Y que lo has sabido durante este tiempo, aunque no haya sido capaz de decírtelo en voz alta. Ni si quiera ahora. ¿Seré cobarde por haberme rendido? Quizá.

Pero siempre me ha costado demasiado querer. Ni si quiera creo haber aprendido. Si lo hubiera hecho podría decir todo esto mirándote a los ojos. Me siento demasiado pequeña y frágil ante el amor. Pero sobre todo ante ti.

Solo quiero que sepas y que nunca te olvides… que te hubiera seguido a cualquier rincón del mundo. Que ojalá tus guerras hubieran sido las mías. Y las luchas. Y las sonrisas. Y todas esas cosas que cuando compartes saben mejor. Que ojalá algún día rompamos todas esas barreras que no nos dejan querer (nos). Solo quiero que sepas que te hubiera abrazado cada segundo. Incluso cuando no hacía frío.”

d09b1469804abe6c30c92ae87abcd483

Publicado en Sin categoría, textos | Etiquetado , , | 3 comentarios

… para pedir.

Quiero hacer contigo lo que nunca me he atrevido a hacer con nadie. Quiero cantarle a la lluvia una a una las notas de tu voz. Que tu espalda se convierta en mi universo y cada uno de tus lunares sea una constelación más que admirar.

Quiero aprenderme las líneas de tus manos y recordar cada una de ellas mientras te acaricio. Sin falta de mirar.

Quiero mirarte a los ojos y que nos conozcamos tanto que con un silencio se llene toda la habitación. Y de paso que nos llenemos de vida.

Quiero tocar tus alas con las yemas de mis dedos y que podamos volar de la mano por el mundo sabiendo que somos libres.

Hacerte cosquillas en tus puntos cardinales hasta hacerte temblar, pero nunca de miedo. O de celos.

Quiero hacerte el amor a deshora, sin descuidar los besos con el tiempo. Quiero encontrar mi refugio y mi invierno en ti, sabiendo que nunca pasaré frío.

Quiero ser capaz de llevarte a otro mundo cuando consideres que este es demasiado injusto para ti. Que nos reinventemos y seamos capaces de crear nuevas formas de querer.

Quiero que luchemos de la mano contra dragones y monstruos, sabiendo a ciencia cierta que nunca podrán ganar. Ni si quiera las batallas.

Que la guerra solo exista en la cama y desayunemos besos cada mañana. Que me verses, pero de verso no de beso. Y me leas haciendo un recorrido por tu memoria.

Que seas capaz de atravesar mi muro pero también de respetarlo. Que me liberes cuando me encuentre encerrada en mi misma y en mis miedos. Que les des una patada y nos riamos juntos de cada uno ellos.

Quiero, quiero y quiero…

6977620455_dbaabb3735

Publicado en textos | Etiquetado , , | 4 comentarios

…para pensar.

A todos aquellos que en algún momento de mi vida me dijeron que dejara de perseguir lo complicado y me conformara con lo fácil… creo que solo puedo pedirles perdón.

Que me perdonen porque siempre me empecino en tirar por el camino difícil simplemente porque la satisfacción personal es mayor. Y el orgullo de los que te rodean no cabe en una habitación.

Que me perdonen porque en cuestiones de amor siempre he elegido lo intenso, simplemente porque la sensación de caer al vacío y que alguien te recoja en sus brazos es lo suficientemente gratificante como para arriesgarme.

Que me perdonen porque el elegir el camino complicado me ha permitido siempre conseguir mis metas y mis objetivos. Quizá no en línea recta como a ellos les gustaría, pero lo importante es el resultado y lo que he aprendido por el camino.

Que me perdonen por tropezar una, dos y hasta tres veces con la misma piedra, es lo que tiene luchar día tras día por lo que quieres y no rendirte.

Que me perdonen por abrirme de tal manera que le ofrezca el poder a cualquiera de hacerme daño. El camino fácil sería cerrarme, pero no me permitiría disfrutar muchas cosas que a día de hoy me dan la vida.

Que me perdonen por ser tan inocente y perseguir el amor aun sabiendo que probablemente nunca durará lo que me gustaría.

Que me perdonen por creer, por soñar y sobretodo por vivir. Por gritar y por cantar entre la gente. Que me perdonen por llorar de rabia y de dolor. Que me perdonen por sentir todo aquello que ellos, ni en mil vidas como esta, se atreverían a sentir.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 9 comentarios

…para salir corriendo.

Por motivos personales y de salud llevo varios días separada del blog… pero hoy tenía que decir algo:

“¿Quién espera que la muerte llegue a él sin preguntas?

Veo demasiados humanos, pero no veo humanidad. Día tras día suceden en nuestro mundo muertes terribles, pero es necesaria una masacre como la de París para que se alce la voz.

¿Quién espera ir a un partido con su familia y de repente verse involucrado en un atentado? ¿Quién espera salir una noche con sus amigos y no vivir para contarlo? ¿Quién espera que así porque sí, cientos de inocentes mueran sin apenas explicación?

¿De qué se supone que estamos hablando? ¿Religión? ¿Guerra? ¿Es necesaria la muerte y el miedo para conseguir poder? ¿Es más importante el poder que las vidas humanas? ¿No es lógico que la vida sea mucho más importante que cualquier otra cosa?

¿Qué nos ha pasado? ¿Dónde está la justicia? ¿Dónde está nuestro tiempo? ¿Por qué cuánto más nos necesitamos más nos dividimos?

12244235_1246571648701609_3966914463283905193_o

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 8 comentarios

…para volver al pasado.

“El tiempo había pasado y ninguno de los dos éramos los mismos que antes. Cuando me sonó el móvil y vi tu nombre en la pantalla del teléfono mi corazón inevitablemente comenzó a subir sus pulsaciones. ¿Quién se iba a imaginar que después de tanto tiempo me fueras a llamar? Por unos segundos no supe reaccionar. Miraba y miraba la pantalla pensando que sería una ilusión. Pero lo cierto es que era muy real. Casi sin meditarlo descolgué.

  • ¿Sí? – dije, como si no supiera quien estaba al otro lado.
  • ¿Julia?
  • Sí, soy yo. ¿Quién es?
  • Soy Iker. ¿Cómo estás?
  • Mmmm… ¿Iker? Eh… bien, ¿y tú que tal todo?
  • Te preguntarás a que viene esta llamada. Verás, me estoy mudando de la ciudad y entre un montón de cosas he encontrado algunas fotos nuestras y bueno… pensé en ti y en qué tal te iría todo. Así que… decidí llamarte y preguntarte si te apetecería tomar un café. Sé que es raro, pero bueno, ha pasado mucho tiempo y creo que puede estar bien.
  • Eh… si claro, perdona. La verdad es que no me esperaba tu llamada. Me he quedado un poco en shock. Pero sí, si quieres podemos tomar un café esta tarde en el bar de siempre.
  • ¿A las cinco?
  • Sí, perfecto.

En cuanto mi dedo apretó el botón de colgar mi cabeza empezó a dar vueltas. ¿Por qué había cogido el teléfono? ¿Por qué había dicho que sí? Y lo peor de todo… ¿por qué estaba tan nerviosa? Iba a ser incómodo, esto está claro, pero tampoco podía permitir que él pensara que no estoy preparada para un reencuentro. Al fin y al cabo, han pasado dos años de nuestra ruptura y si él lo ha superado… ¿por qué yo no iba a hacerlo? Supongo que es normal tener miedo, pero seguro que tenemos muchas cosas que contarnos.

No puedo parar de mirar mi reloj. Son las tres. Tendré que empezar a prepararme. ¿Qué debería ponerme? No puedo ir tan arreglada como para que parezca que quiero impresionarle, pero tampoco puedo ir demasiado dejada. Me decido por unos vaqueros, una blusa y unas convers. Comienzo a peinarme y de pronto son las 5 menos cuarto. Mi corazón a mil. Parece que en cualquier momento va a salir corriendo. Trago saliva y salgo de casa. Teniendo en cuenta que el bar de siempre está justo en frente de mi portal tardo nada y menos en llegar y coger una mesa. Levanto la mirada y lo veo llegar. Está como siempre, ni mejor ni peor, simplemente como siempre. Me sonríe a lo lejos. Y nuestras miradas, por primera vez desde hace tiempo, se cruzan.”

Publicado en Relatos | Etiquetado | 4 comentarios